La terapia online es una modalidad y opción de tratamiento cada ves más común y frecuente en nuestros días. La modalidad más conocida y usada es a través de videoconferencia, donde un usuario y un psicólogo profesional tienen contacto en tiempo real a través de una computadora o dispositivo móvil. El proceder de la psicoterapia es similar al de una terapia presencial con algunos ajustes y variaciones.

¿Cómo inició la terapia psicológica online?

Para algunos el inicio de la terapia online se remonta a 1960, cuando se emplearon en el ámbito de la salud las nuevas tecnologías de la información y comunicación o TICs para enviar imágenes radiográficas; en el caso de la psicología clínica fue un año después cuando Wittson, Affleck, y Johnson, utilizaron la videoconferencia.


La opinión general es que estamos presenciando el nacimiento de una nueva forma de dar terapia: la terapia online.

Esta modalidad ofrece muchas ventajas y oportunidades al trabajo clínico. 

Por ejemplo; enviar mensajes entre sesiones para reforzar conductas adecuadas, grabar una sesión para su posterior análisis, tener una página web para brindar información de autoayuda o psicoeducativa y hasta diseñar una terapia de exposición con realidad virtual de manera online. 

Ventajas de la terapia psicológica online:

  1. Menor coste:
    Desde luego la terapia online implica menor coste, por ejemplo el desplazarte de un lugar a otro, aunque parezca ser mínimo es un gasto que se ahorra al momento de la terapia online, lo mismo ocurre con el terapeuta, facilitando ajustar los precios.
  2. Confidencialidad:
    Toda terapia psicológica ética es 100% confidencial. Sin embargo muchas veces resulta más cómodo para los usuarios tener un psicólogo fuera de su comunidad, sobre todo en ciudades pequeñas.
  3. Comodidad:
    Sin duda recibir ayuda profesional en la comodidad de tu hogar, evitando tráfico y sintiendo la seguridad que te brinda tu propio espacio es una de las ventajas de la ayuda psicológica en línea.
  4. Flexibilidad en horario:
    Pondré un ejemplo extremo, imagina que por algún motivo (tal vez por tu trabajo) prefieres una terapia online a las 3:00 am difícilmente encontrarás un psicólogo a esa hora en tu comunidad, pero si vives en México en españa apenas serían las 11:00 am.
  5. Más opciones de profesionales:
    Como veíamos previamente, no estás limitado a las opciones que tienes en tu comunidad, puedes virtualmente ir a cualquier parte del mundo en busca del terapeuta que mejor cumpla tus expectativas.
  6. Comunicación asincrónica:
    Ademas de tu sesión en tiempo real, puedes mantener el contacto con tu terapeuta vía e-mail o chat.
  7. En algunos casos es igual o más efectiva que la terapia presencial:
    Estudios muestran que la terapia online, o terapia a distancia es tan efectiva como la presencial en los casos de mayor frecuencia de consulta.
  8. Ahorras tiempo y dinero:
    Al evitar el tráfico, al poder tener tu sesión prácticamente a cualquier hora, al tener muchas opciones de terapia y ajustarte al terapeuta que se adapte a tu presupuesto y necesidad, la realidad es evidente: ¡con terapia online ahorras tiempo y dinero!